EL MACHISMO MATA

Sobre E$tados, farándulas y racismo. LA PAJA EN EL OJO AJENO… *

Rostros de la Industria de Farándula chilena, desde la seguridad de sus estudios, en diversos canales nacionales de tevé abierta, comentan sobre un Show de telerrealidad que se filma en el Amazonas, en Perú: se refieren al pueblo Bora como “bora-bora”, “boritas”, asocian canibalismo con costumbres Bora y los piojos de los chilenos participantes del show con haber estado con los Bora. Se disfrazan de ellos, con sus tocados, y eso en sí, es motivo de broma. Comparan la ignorancia en diversas materias con el ser Bora, y exhiben a un joven Bora yendo al invierno santiaguino con su vestimenta típica de clima caluroso y húmedo. Lo visten en tiendas de un Centro Comercial –mall- ante las cámaras y lo muestran en un programa nocturno. Unos días más tarde –y ante el peligro de indemnizaciones y/o multas- culpan al joven como único responsable y –cosa rara en Farándula- de haber cobrado.

La derecha nunca había gozado tanto el sexo-género

El concepto “violencia de género”, en la vida cotidiana y “ciudadana”, está operando como un tipo de violencia “simétrica”, “neutral”, “equitativa”. Es como en la violencia intrafamiliar o incluso en leyes para combatir la Violencia contra las Mujeres como el proyecto de Ley Integral Contra la Violencia a las Mujeres, de Bolivia, donde las esposas –y demás mujeres- tienen el reconocimiento de agresoras (Art. 6). En $hile, en los medios, ya se habla de “cifras negras de hombres víctimas de violencia”. (año 2013).

La disputa por “El Feminismo”

Memoria reciente (febrero 2019, antes de la Revuelta Popular): El feminismo” mixto y heterosexual, no quiere aceptar la memoria de un feminismo que confronta al Patriarcado como sistema político y que NO nombra al machismo, la lesbofobia, la homofobia, la transfobia como “cultura”, “inequidad”, “falta de oportunidades”, “discriminación”.

Castigo femicida + violencia institucional, lo que queda a las mujeres que no somos de las elites

La letra por más que este escrita, no escribe otra realidad para ninguna mujer, menos para quienes no son/somos, parte de las elites. Mujeres de las clases dominantes buscan y saben cómo obligar a varones de su clase a oírlas y “cumplirles”. Para el resto, no hay nada en la sociedad ciudadana que tanto admiran y pronuncian, porque es capitalista, racista y patriarcal. La sororidad, realmente una quimera que si no asume raza, clase y territorio, existe también, solamente, en la letra.

MAGGI VASQUEZ: FEMINISTA POPULAR (1997)

Pocas hojas se han movido, lo que ha sido el «logro» de 30 años de partidos políticos que se han «pasado» los Gobiernos como postas. Sólo la autonomía construye políticas colectivas y comunitarias que acompañen a las mujeres, lesbianas, disidentas, comunidades en resistencia…
Desde una toma de terrenos, una feminista popular y autónoma, en 1997 denunciaba al E$tado $hileno y sus políticas de vivienda y reflexionaba sobre cómo las demás mujeres, sus iguales negaban sus saberes. (Un pensamiento machista y a la vez racista-colonial que solo ve legítimos los saberes de instituciones y academias)
Puntada con Hilo en papel, un periódico que incomodó a las instituciones feministas, N° 28, AÑO 4, OCTUBRE 1997.