EL CAPITALISMO MATA

Julia Quillempán, la comunera amenazada de muerte en Tranguil tras Macarena Valdés: “No les tengo miedo” (22 de febrero de 2017)

“¡Lo que más rabia me da es que les quitaron la madre a esos niños! Yo también perdí a mi madre cuando era demasiado joven, tenía 18 y tuve que hacerme cargo de todos mis hermanos. Y esa es la rabia que a mí me da. Le quitaron la madre a los hijos y hasta deja un niñito de pañales, ese niñito no sabe ahora. Una madre no es igual que un padre… el cariño de madre nadie lo reemplaza. Yo, hasta el día de hoy no tengo ese reemplazo de madre, y yo digo que esos niños así se van a criar también, van a acordarse con rabia…”…

¿Voluntad de investigar en el caso de Macarena Valdés Muñoz? (21 de noviembre 2016)

“Es que a mí, estas cosas me llaman”, le dijo Macarena a Rubén el 1 de agosto cuando llegó al corte de camino que realizaba la comunidad para lograr que la empresa RP Global no instalara sus cables de alta tensión(2). “Habíamos quedado en que se iba a quedar con los niños, pero apareció su bandera azul. Los niños están bien, me dijo… Es que la negra no se sometía a nadie. El carabinero que estaba tratando de que saliéramos de ahí les hizo señas a los automovilistas y les dijo que transitaran no más -por encima nuestro si era preciso-, una camioneta iba a pasar y la negra vino y se colocó delante como barrera humana… Andar con ella era como andar con un compañero, era fuerte y me cuidaba… Ella se habría defendido de lo que fuera, pero también sé que antes que defenderse a sí misma habría defendido a los hijos, y estaba con el más chico, yo creo que lo protegió”…

El feminicidio no es un “crimen pasional”, es un genocidio sistemático (octubre 2016)

El crimen feminicida es un acto de poder que puede ser individual o colectivo; no es un crimen eventual, aislado o pasional. Surge de la dominación clasista, territorial y de heterosexualidad obligatoria.
El patriarcado ve como normal que los hombres luchen. Se enfrenta a ellos y los mata cuando éstos toman causas y luchas antisistémicas y, a la larga, incluso puede reconocerlos como “enemigos dignos” en las guerras masculinas acostumbradas. Pero cuando se trata de mujeres defendiendo causas y explicitándolo, la reacción patriarcal es “de género”, o sea: específica, violenta, cruenta y con una perversidad inusitadamente machista.

El Feminicidio empresarial de la activista Macarena Valdés Muñoz en Liquiñe* (octubre 2016)

El día 1 de Agosto Macarena Valdés estuvo todo el día en el corte de camino que realizó la comunidad para lograr que RP GLOBAL no instalara cables de alta tensión. El corte duró desde temprano en la mañana hasta las 4 de la tarde cuando finalmente la Gobernadora de Valdivia, Patricia Morano Büchner, se comprometió con la comunidad a una reunión para revisar la situación y ordenó por teléfono que RP GLOBAL se retirara del terreno.

A 5 AÑOS DE IMPUNIDAD EN EL FEMICIDIO EMPRESARIAL DE LA DEFENSORA MAPUCHE MACARENA VALDÉS MUÑOZ

Nos paramos desde la autonomía política en relación a las hegemonías partidistas que –observamos- se despliegan actualmente (post Revuelta Popular de octubre 2019), en las luchas populares, movimientistas, feministas, de clase, de las disidencias sexuales, ciudadanas y otras.

LA LESBIANA “IMPRESENTABLE”

Es más, hay una molestia particular y hasta terror hacia la lesbiana visible que parece “empobrecida”. Esa es la que desagrada. En claves occidentales, ni es artista ni es “exótica”. Pero si la misma tuviese una piel más “luminosa”, si estuviese en un decorado territorial más similar a barrios altos, si tuviese detalles estéticos con pinta de sector acomodado, si hablara con una fonética de “gente educada”, sería “presentable”.

Ignacio Urrutia: Confrontar el horror

Lo verdaderamente criminal de Urrutia es lo que defiende, su complicidad con violadores, torturadores, asesinos que se organizaron en el poder para eliminarnos. Para eliminar a niños, niñas, adolescentes, jóvenes, gente adulta horrorizada con lo que estaba pasando en Chile desde el 11 de septiembre del ’73.

Sobre E$tados, farándulas y racismo. LA PAJA EN EL OJO AJENO… *

Rostros de la Industria de Farándula chilena, desde la seguridad de sus estudios, en diversos canales nacionales de tevé abierta, comentan sobre un Show de telerrealidad que se filma en el Amazonas, en Perú: se refieren al pueblo Bora como “bora-bora”, “boritas”, asocian canibalismo con costumbres Bora y los piojos de los chilenos participantes del show con haber estado con los Bora. Se disfrazan de ellos, con sus tocados, y eso en sí, es motivo de broma. Comparan la ignorancia en diversas materias con el ser Bora, y exhiben a un joven Bora yendo al invierno santiaguino con su vestimenta típica de clima caluroso y húmedo. Lo visten en tiendas de un Centro Comercial –mall- ante las cámaras y lo muestran en un programa nocturno. Unos días más tarde –y ante el peligro de indemnizaciones y/o multas- culpan al joven como único responsable y –cosa rara en Farándula- de haber cobrado.

La derecha nunca había gozado tanto el sexo-género

El concepto “violencia de género”, en la vida cotidiana y “ciudadana”, está operando como un tipo de violencia “simétrica”, “neutral”, “equitativa”. Es como en la violencia intrafamiliar o incluso en leyes para combatir la Violencia contra las Mujeres como el proyecto de Ley Integral Contra la Violencia a las Mujeres, de Bolivia, donde las esposas –y demás mujeres- tienen el reconocimiento de agresoras (Art. 6). En $hile, en los medios, ya se habla de “cifras negras de hombres víctimas de violencia”. (año 2013).