Raúl Mera Muñoz, el “favorito” al Tribunal Constitucional (TC)

Spread the love

La familia Mera, en su mayoría, es parte del poder judicial. Su padre se convirtió en ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso en Dictadura. El hermano, Juan Cristóbal Mera, como ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago y presidente de la Octava Sala de esa corte, benefició con rebaja de penas, a 17 reos de Punta Peuco, torturadores, criminales que violaron los derechos humanos en Dictadura. Entre estos criminales beneficiados estaba Pedro Espinoza Bravo, ex brigadier de Ejército y subdirector de la Dina quien participó en la Caravana de la Muerte; también implicado en el asesinato de Orlando Letelier (Washington en 1976), y del general Carlos Prats (Buenos Aires 1974). La hermana Mera, es ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel, y otro hermano Mera ha sido fiscal regional en la región de Los Lagos y en la de Los Ríos.

Spread the love

Raúl Mera absolvió a 4 pacos que torturaron, mutilaron, violaron y arrojaron al río a Raúl Pellegrin y a Cecilia Magni, militantes del FPMR

Pro tortura, trata y empresas contaminantes

X puntada con hilo

En tiempos de Piñera, agosto 2020, no logró ser nombrado ministro de la Corte Suprema. Ahora puja por entrar al Tribunal Constitucional y es “favorito”, dicen.

Raúl Mera, un día contra la trata de personas del 2020, desde la Corte de Apelaciones de Valparaíso, votó para reducir la medida cautelar de prisión preventiva, por la de arresto domiciliario a dos tratantes y empresarios que esclavizaron a una mujer vietnamita y a su guagua recién nacida, obligando a la mujer a trabajar sin paga y a vivir en una bodega.

Raúl Mera absolvió a 4 pacos que torturaron, mutilaron, violaron y arrojaron al río a Raúl Pellegrin y a Cecilia Magni, militantes del FPMR (caso Los Queñes 1988).

Raúl Mera rechazó los recursos de protección de habitantes de Quintero y Puchuncavi en contra del Estado, organismos públicos y empresas, por su responsabilidad en la severa contaminación del territorio.

La familia Mera, en su mayoría, es parte del poder judicial. Su padre se convirtió en ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso en Dictadura. El hermano, Juan Cristóbal Mera, como ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago y presidente de la Octava Sala de esa corte, benefició con rebaja de penas, a 17 reos de Punta Peuco, torturadores, criminales que violaron los derechos humanos en Dictadura. Entre estos criminales beneficiados estaba Pedro Espinoza Bravo, ex brigadier de Ejército y subdirector de la Dina quien participó en la Caravana de la Muerte; también implicado en el asesinato de Orlando Letelier (Washington en 1976), y del general Carlos Prats (Buenos Aires 1974). La hermana Mera, es ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel, y otro hermano Mera ha sido fiscal regional en la región de Los Lagos y en la de Los Ríos.

Supuestamente la funcionalidad del TC “llenaría un vacío respecto del control de constitucionalidad, tendría facultades de control preventivo, tanto de forma como de fondo, sobre la constitucionalidad de la ley, los decretos con fuerza de ley, los tratados internacionales y los decretos supremos, entre otras materias”. A pesar de ello, por ejemplo, no se cumplen en $hile, tratados en favor de los pueblos originarios o de las mujeres que viven violencia; y para qué hablar de la efectividad de la ley en favor de víctimas, decretos y otras materias… Tal vez por esto es que un personero pro tortura, trata y empresas contaminantes, es “favorito” al TC.

 Raúl Pellegrin y Cecilia Magni, militantes del FPMR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *