“Sororidades” y colonialidades

Spread the love

La “sororidad” se vuelve la mordaza que silencia los conflictos de clase y territorio en el feminismo de un país colonizado y devastado por el Capital.

Spread the love

La jueza «lesbiana» antimapuche-antiprotesta, abofem y Las Tesis

X victoria aldunate morales, lesbiana feminista autónoma

La “sororidad” se vuelve la mordaza que silencia los conflictos de clase y territorio en el feminismo de un país colonizado y devastado por el Capital.

¿Por qué callar ante la pretensión de incluir al feminismo en la hegemonía partidista que refuerza al Estado Colonial y criollo?

A modo de ejemplo, Las Tesis (“oficial”), quienes han conmovido a mujeres de todo el mundo con su propuesta contra el Estado opresor, en un breve comunicado en Twitter, desmienten tener militancia en un partido feminista chileno (PAF), pero a la vez expresan que no van a caer (es el verbo que usan) “en la crítica a quienes sientan su llamado” pues creen “fervientemente en la importancia de la sororidad”.

Sororidad con una jueza que criminaliza

Otro ejemplo de este tipo de “sororidad” es Abofem, una organización profesional chilena, de abogadas feministas, que se apresuró a sororizar por su página de Facebook con la jueza Karen Atala Riffo, luego de que ésta encarcelara a un joven secuestrado por civiles en el cerro Huelén[1].

La noche del viernes 10 de Enero (2020) en que detuvieron a Nicolás Ríos Verdugo de 20 años, Verónica, su madre, lo vio en la comisaría “muy golpeado”. A la mañana siguiente Nicolás fue llevado ante la jueza Atala quien no le permitió hablar ni dejó entrar a Verónica a la audiencia. Tampoco aceptó ver el registro visual de la Defensa, pero sí el de Fiscalía, y encarceló a Nicolás profetizando: “Si usted tira molotov hoy día, mañana va a andar con dinamitas o bombas”[2].

Abofem apoyó a esta jueza ante las críticas que se le hicieron en redes sociales y que contenían ofensas lesbofóbicas, pero no se detuvo en el rol criminalizador de Atala, conocida como la jueza lesbiana. 10 días más tarde, Abofem se disculpó “por no mostrar empatía con el joven detenido, su familia y personas cercanas”.

Un país “ordenado”…

En 2004, en fallo dividido, un Tribunal chileno le arrebató a la jueza Atala la tuición de sus hijas menores, aduciendo que por tener ella “una pareja homosexual” se impedía el “desarrollo normal” a niñas de 10, 8 y 4 años[3]. Desde esa fecha la jueza se hizo conocida en Chile, y muchas lesbianas participamos en funas al abogado de su ex marido como en otras manifestaciones en apoyo a cualquier lesbiana discriminada. En 2012, Atala ganó en la CIDH una demanda contra el Estado chileno y recuperó a sus hijas, lo cual reforzó su figuración mediática en el movimiento LGTBI.

En 2008[4], cuatro años después de la despreciable medida del Estado chileno contra las hijas de Atala y contra ella misma, sostuvimos un debate interno lesbofeminista sobre la participación de Atala, su hijo (adulto) Sergio Vera y la “doctora en Historia, especialista en época colonial” Emma de Ramón -así presentada por “El Mercurio”- en un juicio antimapuche. Ellos tres, en calidad de testigos, habrían identificado al comunero mapuche Carlos Cayupe Aillapán como “culpable” de un ataque incendiario a un camión, basando su declaración en que el 26 de diciembre de 2007, cuando se desplazaban en su vehículo por el kilómetro 657 de la Ruta 5 Sur hacia el balneario Lican Ray, varias personas encapuchadas procedieron a cortar el tránsito y ellos les vieron[5]. “El Mercurio” aprovechando la coyuntura racista, les entrevistó “en su parcela de agrado en Villarrica”.

Aquí, algunos extractos de esa entrevista:

Karen Atala:«No podía creerlo. Aquí, en el siglo XXI, estamos en plena guerrilla mapuche con el Estado chileno… Fue un acto político de guerrilleros mapuches»… “En todo caso, actuaron como un batallón disciplinado, con mucha sangre fría, perfectamente coordinados. Si hubieran querido matar a alguien, lo habrían hecho…”

Ema de Ramón: “no podía entender qué pasaba, sobre todo en un país tan ordenado, pero cuando Karen se puso a hablar con ellos, nos dimos cuenta de que eran comuneros mapuches, que estaban con algún tipo de reivindicación, aunque nunca lo dijeron…”… «Para estos extremistas, nosotros, los huincas, somos cómplices del Estado chileno que invadió su territorio…»[6].

En una nota de redes mapuche que toman como fuente al Diario “Austral”, se observa que “Ema de Ramón” habría dicho en el juicio que reconoció a Cayupe “por tener cara de mapuche” y que también se habría “atrevido a precisar que todo esto había sido como una guerrilla colombiana de 10 a 12 sujetos armados y que ella, por su supuesta habilidad de retratista, habría reconocido al acusado cuatro meses más tarde por su foto de carnet. Esto en contraste al chofer del camión incendiado que dijo no poder reconocer a nadie, y que sólo serían unos cinco encapuchados”[7].

Cabe mencionar que las presunciones de Atala y de Ramón sobre la “guerrilla mapuche” tipo “guerrilla colombiana”, no son casuales y van perfecto con la campaña derechista del senador Alberto Espina y de medios de comunicación controlados por la burguesía, que por esas mismas fechas intentaban probar “vínculos mapuche con las FARC”[8].

La mirada del colonizador

El colonizador, como dice la lesbiana feminista norteamericana Joane Nestle, se cree omnipotente, cree que sabe y comprende lo que ve y aplica su ojo colonial y racista a lo que mira[9]. Nestlé lo dice a propósito de cuando el colonizador nos ve a las lesbianas y no puede creer nuestra aparición en “su” mundo heterosexualmente “ordenado”, por lo que le surgen fantasías racistas como lujuria o frustración femeninas, por ejemplo.

Lo mismo pasa con ciudadanas chilenas, burguesas, institucionales, parte del Estado y la Academia: cuando ven en su país ordenado y semiblanco, a personas morenas encapuchadas en una carretera del Sur, les ven cara de “mapuches terroristas”.

La mirada del colonizador es fálica, penetra a las comunidades, incluso a las que están en lucha contra él; es individualista, quiere borrarnos la conciencia y la pertenencia colectivas a pueblos y territorios.

La mirada del colonizador responde a intereses de clase, racistas, sexistas, todos intereses políticos hegemónicos, y para cumplirlos es capaz incluso de usar una cierta culpa “sorora”. (No es extraño, pues “sororidad” alude a hermandad entre monjas –”sor”-). La culpa reduce la rebeldía y borra la responsabilidad política que el feminismo tiene en este proceso de insurrección y/o alzamiento popular en chile.


[1] El jefe de la zona este RM de Carabineros, Enrique Bassaletti, reconoció más tarde que ese sería un procedimiento “legal” y que sería del OS9 de Carabineros. Noticia de El Mostrador: Carabineros asegura que «secuestro» por parte de civiles corresponde a procedimiento del OS9. El Mostrador, 11/01/2020. https://www.elmostrador.cl/noticias/multimedia/2020/01/11/carabineros-asegura-que-secuestro-por-parte-de-civiles-corresponde-a-procedimiento-del-os9/

[2] Verónica Verdugo nos dio una entrevista y nos relata cómo fueron los hechos: Su hijo fue secuestrado en una camioneta sin identificación institucional. La determinación de la jueza Atala es que el joven seguirá detenido “por lanzamiento de artefacto incendiario” por los 60 días que duraría la investigación.

[3] Jueza lesbiana pierde tuición de sus hijas. Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/nacional/2004/05/31/149113/jueza-lesbiana-pierde-tuicion-de-sus-hijas.html https://www.emol.com/noticias/nacional/2004/05/31/149113/jueza-lesbiana-pierde-tuicion-de-sus-hijas.html

[4] Entre 2006-2008 fue la revisión del caso Poluco Pidenco (2001) que revelaba el montaje, el asesinato de Matías Catrileo Quezada en recuperación del territorio (2007), la Huelga de Hambre de más de 100 días de la presa política mapuche La Chepa (Patricia Troncoso Robles en 2008) y un sinfín de montajes contra comunidades mapuche en resistencia.

[5] Tribunal determinó arresto domiciliario parcial para comunero mapuche. Viernes 5 de septiembre de 2008, http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/pueblos-originarios/tribunal-determino-arresto-domiciliario-parcial-para-comunero-mapuche/2008-09-04/233448.html

[6] Denuncia acto político de «guerrilleros»: Jueza Karen Atala relata aterrador ataque de grupo de mapuches armados en la Ruta Sur. El Mercurio, IVÁN FREDES, Domingo 30 de Diciembre de 2007. http://diario.elmercurio.com/detalle/index.asp?id={4f3bfc3b-6353-4379-b4ef-2360d393f2e9}

[7] Carlos Cayupe condenado a cinco años de cárcel. 28 abril 2009, Kapma blog. Fuentes: Diario Austral, Comunicados. http://kapma.over-blog.com/article-30978738.html

[8] Correos electrónicos de ex líder de las Farc mencionan nexos con grupos mapuches, La Tercera 07/09/2008, https://www.latercera.com/noticia/correos-electronicos-de-ex-lider-de-las-farc-mencionan-nexos-con-grupos-mapuches/

[9] Joane Nestle, lesbiana feminista, artículo “¿Existe una sexualidad feminista?” en Revista “Nosotras que nos queremos tanto” del colectivo feministas lesbianas de Madrid N° 6 Febrero 1988.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.