Guatemala: Ley que penaliza a disidencias sexuales y el aborto

Spread the love

Es más allá de los DDHH, más profundo. Es el sostenimiento de un colonialismo refuncionalizado, el mismo que vino hace más de 500 años a destruirlo todo. Todas nuestras maneras comunitarias y afectivas, para entregarnos a las mujeres y a todas las personas invadidas, al capitalismo.

Spread the love
Encuentro lesbofeminista en Santiago el año 2007 (foto: Ekipa, comisión organizadora)

Guerra contra las lesbianas, las disidencias y las mujeres

X Tierra y Territorio

Podemos decir con propiedad que Macarena Valdés, defensora mapuche y Baucis, defensora trans recientemente asesinada, estarían horrorizadas ante esta ley y esta política de odio.

Así mismo nuestro compañero mapuche recientemente fallecido, Rubén Collío, defensor mapuche, y compañero de vida de Macarena, no habría aceptado jamás tal atropello a millones de personas en el mundo.

Participamos como Lesbofeministas antirracistas desde un territorio en el que las defensoras de la tierra, la naturaleza, los animales y por la liberación de los pueblos, han sido asesinadas por sus luchas anticoloniales y antirracistas.

Si bien es cierto está sucediéndoles a las compañeras de Guatemala, nos sucede a todas las demás, y a todos los millones de personas disidentes de la imposición de la heterosexualidad como una obligación.

Nuestros destinos, amores, afectos, sexualidad y actuaciones están en nuestras manos y nadie puede venir a decirnos si debemos parir o no, ni con quien podemos enamorarnos.

Eso tiene que ver con los destinos y la felicidad de las personas y es un acto deleznable imponernos una forma de construir nuestras vidas y relaciones.

Es más allá de los DDHH

Creemos que es más profundo: es el sostenimiento de un colonialismo refuncionalizado, el mismo que vino hace más de 500 años a destruirlo todo, todas nuestras maneras comunitarias y afectivas, para entregarnos a las mujeres y a todas las personas invadidas, al capitalismo.

El mismo capitalismo, neoliberalismo que nos empobrece y roba a millones, mientras al 1 % del mundo le entregas derecho a matar el planeta, a la humanidad y a la biodiversidad.

Es el mismo capitalismo al que le conviene que las mujeres tengamos guaguas para usarles de mano de obra barata.

Los mismos que quieren que las mujeres solo respondamos al control de los hombres con poder y sus gobiernos y estados.

Para estas cosas nos obligan a ser heterosexuales a millones de personas, para utilizar nuestros cuerpos y obligarnos a producirles y a reproducirles.

La heterosexualidad no es un problema para nosotras las lesbianas, la obligación de serlo en cambio, es dictadura.

Parir está bien para la que lo desea y puede sostenerlo, obligarnos a parir es genocidio.

Perseguir a las personas que construyen su felicidad fuera de la heterosexualidad, es genocidio.

Es una guerra contra millones de personas en el mundo. Esto realmente quiere decir que les gusta la guerra, aunque hablen en sus discursos de paz.

Y cuando no hay justicia, tampoco hay paz.

Esta Ley aprobada por el Congreso de Guatemala penaliza el aborto, regula nuestra sexualidad y rechaza a las disidencias sexuales, o sea es una guerra contra millones.

No es «Protección de la Vida y la Familia», en realidad lo que hace es vulnerarnos y re-victimizarnos. Pero no somos sus víctimas.

Tal como las defensoras de la tierra y los territorios, nosotras lesbianas feministas antirracistas no vamos a callarnos ante esta violación enorme a los derechos humanos y la porfía fascista de arrebatarnos la felicidad y la autonomía sobre nuestras vidas.

Las lesbianas también somos parte de todas las comunidades.

Muy poco saben esta gente sobre que la humanidad es más diversa que lo que sus reducidas ideas creen, y que las mujeres somos más que sus úteros: somos humanas con diversas necesidades, voluntades y pensamientos.

Van a encarcelar por pensar y sentir.

Les importa la vida desde la concepción pero no las vida que las ya nacidas.

Y todo esto, mientras las y los que impulsan esta razzia, se divorcian y manejan sus trasnacionales en la misma Guatemala.

Con la memoria de Macarena, Baucis y Rubén, decimos no a esta legislación de odio en Guatemala.

VER VIDEO DEL FORO LATINOAMERICANO CONTRA LA 5272 APROBADA POR EL CONGRESO DE GUATEMALA EL 8 DE MARZO 2022: https://fb.watch/bMAAuk47Ds/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.