DENUNCIA DESDE EL FEMINISMO COMUNITARIO ANTIPATRIARCAL

Julieta Paredes inició hace meses una causa penal por difamación y delitos de honor contra Jimena Tejerina, Diana Vargas y Adriana Guzmán (por haber dicho que vende libros de mujeres que ha violentado).

ACALLAMIENTO A TRAVÉS DE UNA CONTRADEMANDA LUEGO DE LA DENUNCIA DE VIOLENCIA… (FEMINISMO COMUNITARIO ANTIPATRIARCAL)

Buenos días hermanas, compañeras

Escribimos desde Bolivia con el corazón puesto en el acuerpamiento que siga rompiendo fronteras.

Hace un año denunciamos la violencia de Julieta Paredes y la ruptura del feminismo comunitario con ella, denunciamos desde la responsabilidad política, desde la autocrítica y contra la impunidad.

Julieta Paredes inició hace meses una causa penal por difamación y delitos de honor contra Jimena Tejerina, Diana Vargas y Adriana Guzmán (por haber dicho que vende libros de mujeres que ha violentado). Nunca fuimos informadas, no nos han notificado hasta la fecha, sin embargo el proceso se encuentra ya en la etapa de juicio y no pudimos defendernos en la etapa de investigación. Eso es criminalización por denunciarla, como dice la hermana Lolita de la red de sanadoras ancestrales del feminismo comunitario de Iximulew Guatemala.

El martes 22 de mayo Julieta Paredes publicó un video en el que anuncia y justifica este juicio de “difamación” expone nuestros perfiles, miente pues nosotras no debemos dinero ni cuentas ni nada, nos amenaza para no usar más el nombre de feminismo comunitario pues supuestamente lo ha registrado, nunca habla sobre la violencia pero la justifica. Un video que sigue violentándonos no solo a nosotras sino a todas quienes hemos decidido seguir caminando desde la pluralidad de los feminismos comunitarios.

Creemos además que todos estos actos son parte y síntoma del momento político en la región donde los estados y partidos tratan de cooptar a las organizaciones sociales, hoy funcionalmente al feminismo, y así eliminar las posiciones críticas, antisistémicas y anticaudillistas acusando a quienes cuestionan o denuncian de ser de derecha. Vivimos en un momento donde el sistema quiere matar la esperanza y los sueños en el Abya Yala y eso puede también aumentar el miedo a la crítica, la autocrítica y al posicionamiento frente al sistema patriarcal capitalista racista neoliberal misógino transnacional y frente a su herramienta que es la violencia.

Hermanas hemos recibido su palabra, su indignación compartida, sus propuestas de respuesta. Gracias. Nos hemos reunido también con urgencia hermanas feministas comunitarias de distintos territorios. Escribimos este correo a todas ustedes para pedirles un acompañamiento con su palabra en este tiempo de reflexiones profundas para los feminismos, y para la construcción de los feminismos comunitarios desde la pluralidad territorial y pedirles también como lo han hecho antes un pronunciamiento de acuerpamiento frente a la privatización de las luchas, frente a la justificación de la violencia y la impunidad, frente a los caudillismos. No queremos sostener un diálogo con los ataques sistemáticos de Julieta Paredes pero sí nos parece importante un posicionamiento frente a estas prácticas patriarcales de acallamiento con argumentos que utilizan los violentos y las instituciones para detener nuestras luchas.

Porque los sueños no se registran y las esperanzas no tienen derechos de autor

Feminismo Comunitario Antipatriarcalhttps://www.facebook.com/notes/1666254743535159/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *